Virtualización de servidores directa

Procedimientos de virtualización compiladas en el kernel

La principal diferencia entre los Servidores Privados Virtuales KVM y prácticamente todos los demás servidores virtuales se fundamenta en la tecnología de virtualización en sí. Con la ayuda de KVM, ha quedado en el pasado la necesitad de correr programas de virtualización adicionales en el servidor – en vez de esto, la secuencia de procedimientos de software que se necesitan se compilan en el sistema operativo del servidor anfitrión. Esta es la forma de reducir al mínimo los recursos que normalmente se reservan con el fin de ejecutar módulos extra y en cambio deja estos recursos libres para los huéspedes creados en el servidor. Sin el tal nivel de comunicación adicional reduce asimismo los tiempos de espera de entrada/salida, haciendo que su VPS corra realmente más rápido.
Virtualización de servidores directa

Aprovechamiento de los recursos más efectivo

Uso efectivo de los recursos del servidor

En el caso común las instancias huéspedes requieren un nivel extra entre ellas mismas y la máquina anfitrión haciéndose cargo de la administración de los recursos. Esto se traduce en una cantidad reducida de recursos disponibles que las máquinas virtuales podrían utilizar. Con la ayuda de los Servidores Privados Virtuales KVM, cualquier capa adicional queda excluida, como el sistema de virtualización se compila en el SO del servidor anfitrión. De esta forma, el juego de recursos que el host ofrece pueden utilizarse por los VPS configurados. La disponibilidad de recursos le facilita esta ventaja esencial que se necesita si quiere que sus sitios y aplicaciones web se destaquen de los otros.
Aprovechamiento de los recursos más efectivo

Un SO de su predilección

Tenga el sistema operacional que prefiera

Con el Servidor VPS, será posible disfrutar de una autonomía completa del servidor maestro cuando se trata del sistema operativo. Los programas de virtualización KVM garantizan que los intermediarios se eliminan completamente de la comunicación entre las máquinas guest y el hardware del servidor, sin que se requiera un nivel de virtualización por sí sola. Pues, con la imagen ISO que le hace falta, podrá poner un sistema operativo ejecutable en el servidor particular – a partir de las versiones de Linux más impopulares e llegando a la versión de Windows Server más nueva.
Un SO de su predilección
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL